Es una disciplina física y mental, que busca unir el alma individual con el ser supremo. Pero también es un ejercicio ideal para las personas que buscan mejorar su respiración, tonificar sus músculos y bajar de peso.

Beneficios:

  • HUESOS SANOS: La práctica del yoga fortalece los huesos y puede ayudar a prevenir la osteoporosis con movimientos lentos, pero fuertes.
  • MEJORA DE LA PRESIÓN ARTERIAL: Si tienes presión alta este es el ejercicio ideal para ti. Mejorará tu circulación y te sentirás bien luego de realizarlo.
  • MEJORA TU TONO: Los músculos se fortalecen con su práctica y puede ayudarte a prevenir la artritis y los dolores lumbares.
  • FLEXIBLE COMO UNA HOJA: Este es, tal vez, uno de sus beneficios más claros. Al principio te contará realizar algunas posturas pero con la práctica nadie te parará.
  • Dile “NO” AL COLESTEROL MALO: La práctica de esta disciplina reduce el nivel de azúcar en la sangre y el LDL (colesterol “malo”) y aumenta los niveles de HDL (colesterol “bueno”).
  • MEJORA LA RESPIRACIÓN: El yo te permitirá mejorar tu capacidad respiratoria, logrando inhalación de mayor volumen, calmando tu cuerpo y mejorando tu sistema.
  • REDUCE LOS NIVELES DE DOLOR: Las personas que practican esta disciplina señalan que luego de realizarla por un buen tiempo sienten menos dolor en las articulaciones, en la espalda, así como reducen otras dolencias crónicas. Los estudios lo corroboran.
  • MEJORA TU SISTEMA INMUNOLÓGICO, así como tu salud mental a través de la relajación.
  • SE FELIZ: Su ejercicio regular permite también reducir la incidencia de estrés y depresión, aumentando la serotonina del cuerpo que ayuda en la sensación de felicidad.